Mortero de Granito
Mortero de Granito
Mortero de Granito
Mortero de Granito

Mortero de Granito

Precio habitual €25,60
Precio unitario  por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Pica, machaca y prepara tus salsas favoritas.

¿Qué tal te suena... un pesto de espinacas y anacardos preparado con tus propias manos? No habrá salsa que se te resista.

El granito es un tipo de piedra granulada, no porosa y duradera, lo que hace que este mortero con maza sea resistente, robusto y de una gran dureza.

El diseño del mazo favorece su uso, poniéndonoslo fácil, ¡machacarás casi cualquier alimento sin esfuerzo!

Además, podrás limpiarlo fácilmente, sin que se deteriore ni queden restos de alimentos u olores tras su uso. 

Perfecto para machacar hierbas, especias, semillas, ajo, salsas...

@marymarsanchezmoreno

Este Mortero de Granito ha sido adoptado por @marymarsanchezmoreno, lo que significa que puedes preguntarle si te surge cualquier duda sobre el mismo 😄

En su perfil de instagram descubrirás al producto en estado puro 🔥. A continuación te dejamos algún ejemplo:



Pesto

SALSA PESTO GENOVESE🌿🥄

Por mucho que sea conocida y esté extendida en todo el mundo, nunca está de más recordar esta receta que es todo un acierto en cualquier celebración🎊. Y más si es una receta fácil, sana y muy versátil.


🗒️INGREDIENTES:⚖️
- 100g de hojas pequeñas de albahaca🌿
- 2 dientes de ajo🧄
- 75g de piñones🥜
- 200g de queso parmesano🧀
- 140ml de AOVE🫒

👩‍🍳PREPARACIÓN:🔪

En el mortero de granito ponemos primero los dientes de ajo (sin el germen) junto con los piñones y la albahaca.

Machacamos hasta que se quede uniforme. Añadimos el queso parmesano y mientras machacamos vamos agregando poco a poco el AOVE hasta que se emulsione. Y ¡listo para comer!🥄🥄🥄

La clave de un buen resultado será el uso del mortero👋, en vez de un aparato eléctrico, al machacar a mano la salsa pesto, potenciamos al máximo el sabor del ajo y de la albahaca.

Además, es una salsa que gracias a la cantidad de AOVE aguanta en el frigorífico durante varios días. Aun así, la puedes congelar en cubitos de hielo para tenerlos a mano siempre que te haya pillado el toro con el tiempo.

Puedes echársela a la pasta, a la pizza, a los espaguetis de calabacín, a la rebanada de pan del desayuno con mozzarella y tomate natural, a las ensaladas…